jueves, 26 de marzo de 2009

LA DIETA EQUILIBRADA



La dieta equilibrada consiste en comer de forma sana y variada, aportando así todas y cada una de las sustancias que necesitamos para vivir y realizar nuestras actividades de la vida diaria.

Aunque comer es un verdadero placer, debemos tomar conciencia de que muchas veces comemos más de lo que necesitamos. A mantener nuestro cuerpo en un estado saludable, nos va a ayudar una dieta equilibrada, el ejercicio y una vida sana.

Hidratos de carbono. Necesarios por aportar energía pero consumidos de forma mayoritaria no nos ayudan, se convierten en grasa, colesterol, et…
Pan, dulces, pasta, cereales, etc…

Proteínas. Necesarias para aportar fortaleza y vigor a nuestros músculos, aportan minerales. Carne, pescado, leche, huevos, queso, etc…

Fibra. Las verduras, frutas, legumbres, nos ayudan adecuadamente a mantener nuestro aporte correcto de vitaminas, fibra y sustancias como minerales, agua todas ellas necesarias para mantener nuestro cuerpo en correcta armonía.




El Desayuno…… es la comida más importante porque es el aporte principal para comenzar a desarrollar nuestra actividad diaria. Debe ir acompañado de leche que puede ser de vaca, arroz, soja, etc.. cereales y fruta. También se puede acompañar con algo de proteína que puede ser de carácter vegetal o animal (pavo)

La Media mañana……. Nos tomaremos un yogur o jugo de fruta a media mañana para mantener nuestro cuerpo equilibrado.

El Almuerzo…………. Debemos no hacer una comida copiosa. Siempre acompañada de verdura+hidratos de carbono o proteína+hidratos de carbono… un primer plato de verdura y un segundo de hidratos de carbono o un primer plato de verdura y un segundo de proteína. Agua, zumo… evitaremos el pan, salsas, etc…

La Merienda……… Nos tomaremos un yogur o jugo de frutas.

la Cena………… siempre ligera, tomando especialmente algo de verdura y proteína y evitando los hidratos de carbono.


Todo esto nos ayuda a mantener un estado de salud. Evitaremos fumar, alcohol, comidas grasas, fritos, dulcería,

Deberemos hacer ejercicio como caminar, nadar, bicicleta,..


DIETA MEDITERRANEA:
ALIMENTOS, CANTIDADES Y FRECUENCIA

Se habla tanto de los beneficios de la dieta mediterránea, que a menudo nos olvidamos de concretar cómo seguirla. Esta pirámide indica los alimentos y su frecuencia de consumo para un adulto sano. Ha sido realizada por expertos en nutrición de la Organización Mundial de la Salud, Oldways Preservation Exchange Trust y FAO

ESTAS SON SUS PRINCIPALES CARACTERISTICAS


1. Abundancia de alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, pan, pasta, arroz, cereales, legumbres y papas.

2. Consumir alimentos de temporada en su estado natural, escogiendo siempre los más frescos.

3. Utilizar el aceite de oliva como grasa principal, tanto para freír como para aderezar.

4. Consumir diariamente una cantidad moderada de queso y yogur, la leche de soja y sus derivados son muy recomendables.

5. Consumir semanalmente una cantidad moderada de pescado, preferentemente azul, aves y huevos.

6. Consumir frutos secos, miel y aceitunas con moderación. Podemos tomar nueces a diario.

7 . La carne roja algunas veces al mes.

8. Consumir vino con moderación normalmente durante las comidas y preferentemente tinto.

9. Utilizar las hierbas aromáticas como una alternativa saludable a la sal.

10. Realizar alguna actividad física regular para hacer trabajar al corazón y mantener en forma nuestras articulaciones y nuestro tono físico


Más carbohidratos, frutas y verduras

  • Los hidratos de carbono deben proporcionar el 50% del aporte energético total diario. Conviene que sean carbohidratos complejos (pastas, arroz, papa, pan y legumbres) y no simples (helados y bollería). Las frutas y verduras, ricos a su vez en fibra, nos aseguran las suficientes vitaminas y minerales
  • Las grasas o lípidos aportarán aproximadamente el 35% del aporte energético total. Se preferirán las grasas de origen vegetal, (frutos secos, aceite de oliva) a las de origen animal. Una excepción es la de los pescados azules (caballa, atún, sardina...) porque es poliinsaturada y contribuye a prevenir problemas cardiovasculares.
    > La ingesta de ácidos grasos saturados debería situarse por debajo del 10%
    > La ingesta de ácidos grasos poliinsaturados no debería ser superior al 8% del consumo energético
    > La ingesta de ácidos grasos monoinsaturados debería proporcionar un aporte energético como máximo del 15%
  • Las proteínas aportarán el 15% de la energía total. Las proteínas ayudan a regenerar el tejido del organismo. La proteína de origen animal (huevos, leche, carne y pescados) es más completa que la de origen vegetal (legumbres y cereales). Sin embargo, los vegetales debidamente combinados (por ejemplo, lentejas con arroz) aportan una proteína de calidad similar a la animal, pero sin colesterol ni grasas saturada

1 comentario:

  1. Muy interesante
    Gracias por la información

    ResponderEliminar